Reporteras Fashion

Blog sobre compras, moda y belleza

Cómo ser un gigoló en dos pasos

Hay canciones que inspiran y hay estilazos que también. La moda va de eso. Va de tener inspiraciones y combinar elementos y juntar lo viejo con lo nuevo, lo clásico con lo moderno, usar prendas de un modo que no se le presupone y ponerle un complemento que está proscrito por las normas de la moda… y sacarle un resultado perfecto, excitante, nuevo. Se trata de conseguir marcar la tendencia e inspirar a los que vendrán después de ti, a los que te imitarán, a los que te copiarán. Pero tú y sólo tú serás el/la iniciador/a de la tendencia y tienes la genialidad de volver a sacarte de la chistera otro look imposible para marcar el camino por donde luego caminarán el resto, los que no están tocados por la varita mágica de la creatividad.

Y ser gigoló no es muy diferente. Para ser sincera debo decir que el título de este post no me lo he sacado de la manga. Más o menos ya os he dicho algo al respecto y es que justo mientras pensaba en cómo contaros el propósito de este post estaba escuchando una canción:

 

Y claro está, con esta banda sonora las ideas salen solas. Por eso vamo

s ya con el gigoló, esa figura de tendencia que el rey del swing Louis Prima no podía definir de mejor manera. Un gigoló es una persona que vaya donde vaya tiene un rol muy claro, concentra miradas, rompe corazones, tiene el swing de su lado y no hay quien evite caer rendido a sus pies. Un gigoló es alguien que deja huella sin quererlo siquiera. Y tiene mucho que ver con la actitud, con el estilo. Porque para tener estilo no hace falta gastarse un dineral sino que se trata de llevar las prendas con gracia, de un modo entre indulgente e indiferente, porque quien realmetne importa es la persona que lleva todas esas prendas.

Ahora bien, elegir bien el look ayuda a concitar las miradas por derecho propio. Y para marcar estilo no hay nada mejor que los detalles. ¿Te suena la marca Fluchos? Pues es una tienda online especializada en zapatos de hombre y mujer cuyo buque insignia son los zapatos de la colección Huellas. Y si te lo decimos no es porque sí. Es porque esos zapatos son un lujo para el pie, son lo mejor que te puedas imaginar en términos de estilo. Dicho llanamente, son una pasada que te puedes permitir y puedes probar por tu propio pie —nunca mejor dicho— y disfrutar de lo cómodo de su pisada, de la calidad de sus acabados y, lo mejor, del estilazo con mayúsculas que luce cada precioso para de zapatos de la colección Huellas. ¿Quieres una muestra? Pues sirva ésta:

Huellas Creta Marmota Vacheta Terracota Huellas Creta Marmota Vacheta Terracota On the floor

¿Un diseño alucinante, no? De verdad que me emociona la perfección de este par. Con un par de zapatos de la colección Huellas como éstos y un look mínimamente cuidado será entrar en cualquier salón y dejar congelados a hombres y mujeres, a gatos y a tocadiscos. Será pisar cualquier estancia y que empiece a sonar la banda sonora de Louis Prima rindiendo pleitesía al gigoló que eres y a lo impresionante de tu look.

Y sólo necesitas dos pasos. Pie izquierdo y pie derecho. Cálzate unos zapatos de la colección Huellas de Fluchos y junto con tu personalidad ya tenemos el pack perfecto para encandilar a jovencitas y más maduras. Let’s go back to swing, man!

Ana Maria

Ana Maria

No busques las tendencias, ¡deja que ellas te encuentren a ti! En este blog te traigo lo más fresco y lo más atractivo de cada rincón para que siempre tengas una propuesta que te apasione. Soy blogger y devoradora compulsiva de todo aquello que hable de moda, beauty,decoración o lifestyle. Adelántate a la tendencia que está por venir y ten las noticias más frescas en mi blog. ¿Te subes a esta pasarela del estilo?
Ana Maria
Updated: marzo 31, 2015 — 12:38 pm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blog de moda y tendencias © 2015 Frontier Theme